Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

El Museo del Traje y Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico, situado en Ciudad Universitaria, justo al lado de Moncloa y del Parque del Oeste, contiene una interesante exposición de indumentarias, joyas y complementos de todos los tipos y épocas, desde trajes regionales hasta trajes burgueses e ilustrados usados en la corte española o trajes de alta costura realizados por modistos de la actualidad (Balenciaga, Pedro Rodriguez, Pertegaz, Karl Lagerfeld,...)

 Imprimir 

Historia

La Exposición del Traje Regional, celebrada en 1925 en el Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid, es el germen del museo actual. Tras cuatro años de trabajos, SS.MM. los Reyes inauguraron la exposición el 18 de abril de 1925, y ya en el discurso inaugural el conde de Romanones planteó la idea de convertir la exposición temporal en un Museo del Traje permanente. Clausurada la Exposición del Traje Regional, y tras devolver los préstamos de particulares, los objetos adquiridos o recibidos en donación se trasladaron al Palacio de Exposiciones, en los Altos del Hipódromo, donde hoy se levanta el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en el madrileño Paseo de la Castellana.

En 1927, por Real Orden, se creó una Junta del Patronato del Museo del traje Regional e Histórico que debía hacerse cargo de los fondos y crear el museo. En 1928 el Museo se traslada al antiguo Hospicio, en la calle de Fuencarral, compartiendo espacio con el Museo Municipal; y en 1930 se instala en el Palacio de Godoy, en la Plaza de la Marina Española. En 1934 sus colecciones pasaron a los fondos del Museo del Pueblo Español.

Sin embargo, el Museo no pareció interesar demasiado a nadie, y de hecho sólo en otoño de 1971 logró abrir sus puertas al público, y de forma breve, ya que en el verano de 1973 las necesidades de espacio de la entonces sede del Consejo Nacional del Movimiento (actualmente del Senado), obligaron a desalojar apresuradamente el edificio. El Museo quedó almacenado en la antigua Facultad de Medicina de San Carlos, en la calle Atocha, hasta que, en 1987, un nuevo desalojo permitió su traslado y la correcta instalación de sus servicios internos en el actual edificio, antiguo Museo Español de Arte Contemporáneo, lo que permitió la reapertura del centro a los investigadores, el préstamo de objetos para exposiciones, e incluso la organización de algunas exposiciones temporales propias. Se rompió el mito del "museo en cajas" con un auténtico redescubrimiento del Museo para toda una nueva generación que no lo conocía.

En 1993, en un intento bienintencionado de modernización del discurso patrimonial, el Museo se integró en el Museo Nacional de Antropología. En 2002, dentro de una reflexión general sobre el futuro del Museo, sin prescindir de las facetas investigadoras y de la preocupación por la interpretación cultural global, se decide potenciar la presencia pública de aquellas antiguas colecciones de trajes, desde una perspectiva moderna, y en 2004 se crea el Museo del Traje. Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico.

Museo del Traje

La colección

El Museo conserva escasas pero significativas piezas de los siglos XVI y XVII, de las que se podría destacar un jubón femenino de finales del XVI. La colección del siglo XVIII tiene excelentes ejemplos del traje masculino, como la amplia y rica colección de chupas y chalecos, así como la colección de casacas femeninas y prendas castizas del majismo. El siglo XIX tiene una representación más limitada en número de objetos, pero los diversos estilos del período están representados. Merece especial atención la destacada nómina de modistas, que en el futuro permitirá la sistematización de un catálogo que muestre la importante actividad desarrollada. El total de prendas de este período alcanza las 2.500

En la colección de siglo XX, con unas 4.000 prendas, destaca en primer lugar Mariano Fortuny con su liberador "Delphos". Del momento en el que la Alta Costura alcanzó su máximo esplendor, el museo cuenta con obras del maestro Balenciaga, con vestidos para distintas horas del día y los diseños de Pedro Rodriguez, Lino, Rosina, Natalio, Pertegaz y Elio Berhanyer, entre otros, muestran el alto nivel de los modistos españoles. De los creadores en activo, contamos con obras que han ido marcando tendencias, como el singular vestido metálico de Paco Rabanne, y la representación de un gran número de diseñadores españoles actuales.

El museo custodia asimismo una importante colección de indumentaria tradicional popular procedente de toda España, formada por más de 5.000 piezas. Casi todas sus piezas proceden de finales del s XIX y comienzos del s. XX. Aunque iniciada a partir de las piezas reunidas para la Exposición del Traje Regional e Histórico de 1925, la colección ha crecido de manera significativa desde entonces, como un complemento indispensable de las series de etnografía que albergaba el Museo del Pueblo Español.

La colección de Joyería constituye una de las más destacadas señas de identidad del Museo. Aunque la mayoría de las piezas que la componen están vinculadas con aspectos tradicionales de la cultura española, también tienen cabida piezas representativas de las corrientes estéticas europeas de los dos últimos siglos. El mayor protagonismo recae sin duda en las joyas relacionadas con el adorno femenino: pendientes, collares, broches, colgantes, anillos y pulseras. La joyería masculina está representada por cadenas de reloj, hebillas de zapato, anillos, etc.

El museo cuenta además con una extraordinaria colección de complementos de moda. Destacan los sombreros del siglo XIX y principios del XX; las sombrillas de encaje; los guantes que abarcan desde el siglo XVII hasta hoy; y mención especial merece el calzado, serie en la que sobresalen los zapatos y chinelas femeninas del siglo XVIII. Ambas colecciones suman un total de 9.000 piezas.

A todos estos fondos hay que incluir una extensa colección de todos tipo de piezas textiles, juguetes y juegos de principios y medios del siglo XX, distintos tipos de equipamiento doméstico,... Sin lugar a dudas, un museo al que merece ir y realizar una visita, sobre todo si eres un enamorado de la moda o quieres conocer la evolución de la misma a través del tiempo.

Museo del Traje

  • De martes a sábado de 9:30 a 19:00 horas
  • Domingo y festivos de 10:00 a 15:00 horas
  • Cerrado todos los lunes del año, 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre y dos festivos locales


  • General: 3 €.
  • Reducida: 1,50 €.
  • Grupos: Las visitas en grupo se deben concertar con un mínimo de 15 días de antelación
  • Días de acceso gratuito: Todos los domingos y los sábados a partir de las 14:30 horas, 12 de octubre (Día de la Hispanidad), 6 de diciembre (Día de la Constitución) y 18 de mayo (Día Internacional de los Museos)
  • Entrada gratuita para menores de edad y mayores de 65 años


  • Metro: Moncloa (líneas 3 y 6) y Ciudad Universitaria (línea 6).
  • Autobus: Líneas 46, 82, 83, 84, 132, 133, G.

  • Tienda-Librería
  • Cafetería - Restaurante Bokado.
  • Salón de Actos.
  • Servicio de guardarropa.
  • Biblioteca y fonoteca.
  • Servicio de audioguías gratuito.

Información obtenida de la Web del Museo del Traje.

Otros sitios de interés cercanos: