Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

4.1666666666667 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media: 4.17 (3 Votos)

El parque del Buen Retiro, conocido popularmente como Parque del Retiro, es sin duda junto a la Casa de Campo el parque más conocido de la ciudad de Madrid. Su origen se data en tiempos de Felipe IV, aproximadamente en 1630, cuando a iniciativa de su ministro el Conde-Duque de Olivares (Don Gaspar de Guzmán y Pimentel) se acotan una serie de tierras para el uso y disfrute de la familia real y se construyen en su interior una serie de palacios, estanques y jardines para el divertimento de los reyes.

 Imprimir 

El parque debe su nombre a que en los inicios existía un cuarto junto al Monasterio de San Jerónimo el Real a donde los reyes se retiraban para guardar luto, preparar entradas solemnes en la corte o pasar los momentos previos a los juramentos que recibían los príncipes. Con el tiempo, el parque se fue reduciendo, y de hecho elementos que hoy en día se encuentran fuera, como el Casón del Buen Retiro o el Museo del Ejército, antes se encontraban dentro del recinto del parque.

A lo largo de su historia, el Parque del Retiro fue maltratado especialmente en dos momentos, durante la Guerra de la Independencia, cuando las tropas francesas lo utilizaron a modo de fortaleza frente al acoso de las tropas inglesas, lo que provocó que se destruyeran la mayoría de los palacios y jardines, y la Guerra Civil Española, donde igualmente el Retiro sufrió un gran castigo.

Los principales sitios de interés del parque son los siguientes:


El estanque del Retiro

Lago del Retiro

 

El estanque es uno de los elementos que continúan vivos desde la inauguración del Parque del Retiro. Inaugurado por el rey Felipe IV en la noche de San Juan de 1631, es sin duda uno de los elementos más célebres y concurridos. En sus orillas es posible disfrutar de todo tipo de espectáculos callejeros, además de echadores de cartas, videntes, lectores de manos, masajistas, títeres, espectáculos varios...En esta parte del Retiro hicieron sus pinitos gente como Faemino y Cansado, Javier Álvarez o la más actual Hanna.

Para los más intrépidos y/o románticos existe la posibilidad de alquilar una barca con remos para dar un agradable paseo por el estanque.

La estatua del Ángel Caído

Estatua del Ángel Caído

La estatua del Ángel Caído del Retiro es una estatua única en el mundo, ya que es único monumento del mundo dedicado al diablo. La imagen representa a Lucifer expulsado del paraíso y enroscado por una serpiente. Premiada con la medalla de primera clase en la Exposición Nacional de 1878, la estatua ocupa su lugar desde 1885, en el mismo emplazamiento donde hasta 1813 estaba situada la Fábrica de porcelanas de la China, destruida durante la Guerra de la Independencia.

El Palacio de Cristal

Situado a orillas de un pequeño pero bello estanque, el Palacio de Cristal se levantó en 1887 por Velázquez-Bosco como un invernadero-estufa para albergar una gran muestra de plantas exóticas traídas con motivo de la Exposición General de Filipinas, por aquel entonces colonia española, y una vez acabada la exposición se decidió conservar el edificio, siendo probablemente el edificio más bello del Parque del Retiro. En la actualidad el Palacio de Cristal se utiliza como sede para la realización de exposiciones temporales del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

La Casa de Vacas

 

Casa de Vacas

La Casa de Vacas debe su nombre a que cuando se construyó, allá por 1874, se hizo para su uso como vaquería y despacho de leche. Ya en el siglo XX, la Casa de Vacas se transformó para utilizarlo como sala de fiestas y lugar de alterne, con el nombre de Pavillón, y más tarde, después de un incendio que la destruyó casi por completo, el Ayuntamiento la reconstruyó para utilizarla como sede de exposiciones y celebración de diversos espectáculos y acontecimientos, constituyendo hoy en día uno de los enclaves más importantes del Parque del Retiro.

La Rosaleda

Fue realizada en 1914 por Don Cecilio Rodríguez, jardinero mayor de la villa, por encargo del entonces alcalde, Carlos Prats. Se inspiró para su realización en la rosaleda de la Bagatelle. La Rosaleda o "Rosería", nombre con el que se le conocía al principio, es uno de los lugares más bellos del parque, y lugar de visita obligada especialmente en primavera-verano, cuando las rosas eclosionan con toda su belleza siendo su contemplación un verdadero placer para los sentidos.

Otros sitios de interés cercanos: