Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

2.75 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media: 2.75 (2 Votos)

La plaza de la Villa, que es donde hasta hace bien poco se encontraba la sede del ayuntamiento de Madrid, fue uno de los principales núcleos del Madrid medieval, dada su ubicación equidistante entre la puerta de Guadalajara y la de la Vega, dos de los accesos más importantes de la ciudad durante la Edad Media. En el siglo XV adoptó su actual denominación, coincidiendo con la otorgación del título de Noble y Leal Villa recibido por Madrid, de manos del rey Enrique IV de Castilla.

 Imprimir 

En el contorno de esta plaza se encuentran tres edificios de marcado interés histórico - artístico:

  • Casa y Torre de los Lujanes: Estos dos edificios, construidos en el siglo XV en estilo gótico - mudéjar, son los más antiguos de Madrid de caracter civil. Su nombre hace referencia a sus primeros propietarios, la familia de los Lujanes, ricos comerciantes de origen aragonés. De este linaje se conservan varios escudos, que aparecen en la portada gótica de la fachada principal. Según la tradición, en la torre estuvo alojado el rey Francisco I de Francia (1494-1547), hecho prisionero en la batalla de Pavía de 1525. Actualmente es la sede de la Real Academia de Ciencias Políticas y Morales.
  • Casa de Cisneros: Se trata de una casa-palacio, construida en estilo plateresco en el año 1537, a instancias de Benito Jiménez de Cisneros, sobrino del cardenal Cisneros (1436-1517), de quien toma su nombre. La fachada que da a la Plaza de la Villa fue alzada a principios del siglo XX, cuando el Ayuntamiento de Madrid adquirió la propiedad del palacio y procedió a su reforma para integrarlo dentro de las dependencias de la Casa de la Villa. La fachada que da a la calle de Sacramento, que inicialmente era la principal, es la que reúne los mayores valores histórico-artísticos, ya que apenas fue modificada durante las citadas obras de reforma. Según la tradición, este palacio sirvió de prisión a Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. En él nació el político Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones y el general Narváez, uno de sus moradores, murió en este lugar.
  • Casa de la Villa: La llamada Casa de la Villa ocupa el antiguo solar de las casas del Marqués del Valle, D. Juan de Acuña, donde habitaba el Duque de Osuna D. Pedro Girón, cuando en el Jueves Santo de 1621 fue hecho preso por orden del rey. Fue la sede del Ayuntamiento de la villa de Madrid desde 1693 hasta el año 2007, donde se trasladó al Palacio de Comunicaciones. Actualmente sólo se utiliza para albergar los plenos municipales.
Plaza de la Villa

En un lado de la plaza se encuentra la estatua al insigne marino Don Álvaro de Bazán, realizada por Benlliure.

Otros sitios de interés cercanos: